La caducidad de las traducciones

The Transcreation Road

Hace tiempo, cuando tuve que realizar mi Trabajo de Fin de Grado, opté por la rama de la traducción audiovisual, porque era lo que más me interesaba. Y me sigue interesando, ya que luego me especialicé en la traducción audiovisual y la localización y, actualmente, la mayoría de mis encargos son de este tipo.

Mientras hacía el marco teórico (sí, eso que nos vuelve locos a todos), me di cuenta que había un término que no paraba de repetirse: la caducidad de las traducciones. Y yo me pregunté, ¿pero la traducción caduca? Pues parecía ser que sí.

La mayoría de los autores defendía que, al traducir, había que mantener un vocabulario lo más neutral posible para que pasados unos años no desentonara mucho la traducción. De hecho, uno de los doblajes más criticados respecto a eso es la serie El príncipe de Bel-Air.

Todos amamos a Will Smith y a…

Ursprünglichen Post anzeigen 308 weitere Wörter

Advertisements

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s